Traduce mis entradas

lunes, 16 de enero de 2017

TOUS


Cuando el miércoles de la semana pasada os enseñaba aquí algunos de los regalos que me habían hecho en Reyes, también os comentaba que había recibido alguna joyita de TOUS y que pronto os la mostraría. Pues bien, hoy os enseño con todo lujo de detalles esta preciosidad de anillo que bien creo que merece un post en exclusiva para él solito.

Lo mejor de que te hagan un regalo es el inmenso placer que te produce el momento de abrirlo, por eso en TOUS cuidan tanto el  packaging. Cada pieza viene en una cajita "mágica" y a su vez en una bolsa (generalmente rosa) donde se incluye el sello de autenticidad de la marca.


La joya en cuestión es el anillo TOUS Join de plata vermeil rosa (plata de primera ley cubierta por un baño de oro rosa de 18Kt) con cuarzo hidrotermal, nácar, ónix, oso con espinelas, lazo con rubíes y corazón esmaltado en rosa.


Y a vosotras, ¿qué os parece?
¿Os gusta este diseño?

Anillo Join de Plata Vermeil rosa: Tous/Aquí.

viernes, 13 de enero de 2017

DANCESTYLE G.A.

Por fin, estoy en disposición de anunciaros que desde este mismo mes de enero y hasta junio, ambos inclusive, seré la encargada de presentar DANCESTYLE G.A., el primer concurso de danza urbana amateur que se celebra en Asturias y el primero además en España de la modalidad Zumba & Latin Fitness. 

La primera de las galas que se llevarán a cabo en diversos puntos de la geografía asturiana a lo largo de los 6 próximos meses tendrá lugar los días 21 y 22 de enero en el Salón de Actos del Centro Municipal Integrado de Pumarín Gijón Sur y contará con un jurado profesional de excepción. Por supuesto, vosotras también podéis presenciar el campeonato en vivo y en directo comprando vuestra entrada (Más info aquí).

Os confieso que me hace mucha ilusión que me hayan propuesto formar parte de este gran proyecto que nace con el fin de promover el auge de la danza urbana en el principado para que todos los grupos asturianos que practican dichas modalidades se reúnan, compartan ilusiones y disfruten de sus trabajos. Y ya sabéis que yo, hace años, también hice mis pinitos y os aseguro que para un grupo de aficionadas, llegar a actuar frente a un público en un teatro o auditorio, puede ser lo más (nervios, emoción... en un entorno de respeto, compañerismo y humildad que fomenta el trabajo en equipo y las ganas de superación).


Y vosotras,
¿os animáis a embarcaros conmigo en la primera fase de este viaje cargado de sueños e ilusiones?

miércoles, 11 de enero de 2017

REGALOS QUE NO CUESTAN (CASI) NADA

Cuando era más joven, me encantaba recibir regalos. Siempre esperaba con ansia que llegasen fechas señaladas (cumpleaños, reyes, graduación, aniversario, San Valentín...) para que mis familiares, pareja y/o amigos me regalasen aquellos caprichos que no podía permitirme en el día a día y que estaba deseando tener, pero lo cierto es que desde hace unos años, me gusta más hacerlos. No sé si será porque tengo más de lo que puedo soñar (no me cansaré de repetir que, hasta la fecha, he tenido mucha suerte en la vida con las cartas que me han tocado) o que a lo mejor me conformo con muy poco para ser feliz... Quién sabe. El caso es que, hoy por hoy, disfruto más dando que recibiendo.

No me malinterpretéis; los reyes se han portado muy bien este año (cosa que, lógicamente, agradezco) y me han traído alguna joyita de Tous (que ya os enseñaré), maquillaje, dinerín para gastar en las rebajas, etc. Sin embargo, lo que más ilusión me ha hecho, han sido esos pequeños detalles que no cuestan casi nada, pero que simbolizan mucho. Regalos originales, chorraditas varias que no me esperaba pero que denotan que la otra persona piensa en ti, que te conoce a la perfección y aún así se lo curra más si cabe para sorprenderte... Por eso, hoy miércoles los quiero compartir con todas vosotras, porque también formáis un pedacito importante de mi vida.


No es ningún secreto que a los 14 fui fan de las Spice Girls. Sí; os confieso que yo también sucumbí al fenómeno Spice... Jajaja. Recuerdo perfectamente cómo mis amigas y yo, como adolescentes que éramos, nos dedicábamos a reproducir sus coreos las tardes de los sábados y domingos (Concretamente, yo me ponía en la piel de Victoria Adams... Jijiji). El caso es que, pese a pertenecer a la generación del Girl Power, nunca fui a ninguno de sus conciertos (pero si recuerdo haber grabado el especial que echaron en Antena 3... Jajaja. Entonces no existía You Tube para ver una y otra vez los vídeo clips de las Chicas Picantes... La vida era más dura... Jajaja) ni tampoco vi la peli Spiceworld en el cine y siempre se me quedó esa espinita clavada, pese a que las críticas fueron malísimas, pero, por alguna extraña razón, hace unas semanas, me entró de nuevo la curiosidad y me puse a buscarla, sin resultado alguno (no la había por ninguna parte, os lo aseguro). De ahí mi sorpresa cuando el día de reyes me la encuentro en la zapatilla... Bendito Wallapop... Jajaja. Ahora que por fin ya la he visto, os diré que es mala, no, lo siguiente...Jajaja pero por lo menos ya lo he tachado de mi lista de cosas que hacer antes de los 50... Jajaja.



Algo que quizás no sepáis es que siempre, o casi siempre, tengo las manos frías pero, como vivo pegada al móvil, muchas veces voy por la calle "jugando con él" sin guantes. Bueno pues hace tiempo recuerdo que Sara Carbonero lució unos desmontables (se les podía quitar la "capucha"), convertibles en mitones, que causaron sensación (creo que los suyos eran de Topshop). Pues bien, "alguien" se quedó con la copla de mi comentario y pensó en mí cuando vio este par con deditos descubiertos, tan original, en El Corte Inglés.




Otra cosa de mí que probablemente tampoco sepáis es que soy una persona muy indecisa en algunos aspectos y que, en ocasiones, me cuesta enormemente tomar decisiones, por muy banales que sean. Así que, no me extraña que otro "alguien" quisiese hacerle un guiño a mi falta de capacidad para decidir al instante sin darle 20.000 vueltas a las cosas y regalarme una Bola mágica del 8 con respuesta automática a cada pregunta para que, cada vez que necesitase un consejo rápido y certero no marease al personal... Jajaja. ¡Qué grande es el señor Amazon! Jajaja. Aunque la mía está en inglés... Si bien es cierto que el refrán dice que abusar de la bola adivinatoria de la suerte puede llegar a ser contraproducente... Jajaja.



Otro de los artículos que también había comentado en casa alguna vez que quería para hacerle fotos a la ropita nueva que a veces os enseño en mis RRSS y que tampoco encontraba de venta al público en tienda física o al por menor eran las típicas perchas con perlas y detalle de lazo que veía en muchas boutiques... Así que, otro acierto de "Melchor".



Uno de los obsequios más significativos fue este bolígrafo solidario. Un objeto promocional que se comercializa en grandes y pequeñas superficies y en oficinas de Correos, con el que recaudar fondos para fabricar juguetes y posteriormente hacérselos llegar a los niños, de la campaña "Un juguete, una ilusión".



Finalmente, "Melchor" quiso obsequiarme con un cuadro personalizado y mandó imprimir sobre lienzo una de mis fotos favoritas, que él mismo me había hecho tiempo atrás (Fijaos cómo la imagen se ve por todos lados del cuadro... una pasada).


¡GRACIAS, MELCHOR!

Y a vosotras, ¿qué os han parecido?
¿Os gusta más regalar o que os regalen?
¿Cómo sorprenderíais a alguien especial que tiene de todo?

lunes, 9 de enero de 2017

10 CONSEJOS PARA IR DE REBAJAS


Tras las navidades y el paso de los Reyes Magos, comienza la época de rebajas y con ella otro tipo de regalos; los regalos "self service" o autoregalos, aprovechándonos así de os grandes descuentos de uno de los momentos más anhelados para las amantes de la moda. 

Ays… Las rebajas… qué gran momento del año. Cómo nos brillan los ojos cuando vemos ese cartel en rojo de 50% de descuento. Aunque las de enero son las más puñeteras, porque muchas hemos cogido unos kilillos durante las fiestas, desembocando en Reyes con una talla más.

Lo que está claro es que comprar en rebajas es siempre un reto: aglomeraciones, colas eternas en el probador y en la caja, incluso avalanchas… buscar aquello que queremos, encontrar nuestra talla… y un sinfín de periplos que a veces tenemos que hacer para sacar el mayor partido a las compras con descuento sin que nuestra tarjeta empiece a temblar.

Así que, tranquilas, porque voy a facilitaros 10 consejos para afrontar con éxito la época de rebajas, de manera responsable, eso sí, y triunfar. Es decir: comprar mucho, bien y barato. 

Se trata de una serie de recomendaciones que sirven de recordatorio para todas aquellas que esta semana quieran adentrarse en el mundo de las rebajas en busca del chollo definitivo (si es que aún no lo han hecho a lo largo del fin de semana).

Antes de lanzarse...

1. Fijar un presupuesto: la mejor forma de controlar el gasto es, sin duda, poniendo límites. Haced las cuentas (y examen de conciencia) para saber lo que os podéis gastar durante el periodo de rebajas. Es la mejor manera de dejar a un lado las compras superfluas y apostar por aquello que de verdad importa. Conclusión: destinad una cantidad concreta de dinero para las rebajas, un tope máximo a gastar. No se trata de gastarse hasta el último céntimo de ese presupuesto, sino de aprovecharlo al máximo y no derrocharlo. Por tanto, tratad de que sea una cantidad sensata, que realmente os podáis permitir. 

Un buen truco es dejar la tarjeta de crédito en casa y llevar sólo el efectivo que queráis gastaros, o una tarjeta de débito con un saldo acorde a vuestro presupuesto. Así evitaréis "caer en la tentación" y que vuestro bolsillo se resienta a final de mes. Conclusión: mejor cash. 


2. Hacer una lista de imprescindibles y recurrir a ella para que no os deslumbren las ofertas y caigáis en lo que yo llamo el "efecto locura" de las compras impulsivas: no hay mejor manera de acordarse de lo que realmente deseamos en nuestro armario sin perder el rumbo que llevando todo bien apuntado en un papel o incluso en nuestro Smartphone (ahora existen muchas apps gratuitas que permiten hacer una "wish list" previa). Luego... repito: hay que hacer un inventario exhaustivo de todo lo que se os pase por la cabeza, por orden de prioridad; es decir, de necesidad a capricho, para tener muy presente cuáles son vuestros "must-have" e ir directas en busca de todo lo que necesitáis en poco tiempo. Esta es la mejor manera de evitar comprar cosas que realmente no os hacen falta y que después no vayáis a utilizar y sólo ocupen espacio. Y antes, razonad ¿Lo necesito realmente? Para que luego no os entren remordimientos.


3. Trazar una ruta de shopping con las tiendas específicas, antes de poner un pie en la calle para economizar vuestro tiempo: haced un recuento de aquellas tiendas que no os queréis perder; especialmente aquellas que no os podéis permitir de forma habitual y estableced un orden de prioridad pensando primero en las más solicitadas. Ya que es preferible realizar el mismo día todas las compras para cumplir el presupuesto preestablecido.


4. Invertir en un clásico: no os dejéis llevar por las tendencias pasajeras en exceso (que luego os las comerás con patatas) y apostad por esas prendas y accesorios inmortales de gama media/alta a los que no tenéis acceso normalmente. Básicos de calidad a los que luego les vais a sacar partido. Prendas clave de fondo de armario, como por ejemplo: un buen abrigo (este otoño ha sido muy atípico, con unas temperaturas muy altas y el invierno prácticamente acaba de llegar, así que aún tendremos unos meses para amortizarlo), jerseys de cashmere, jeans, una camisa blanca, camisetas, un bolso "best seller" (que no hemos adquirido antes por su elevado precio), unos zapatos de piel, un LBD, ropa deportiva (con el nuevo año son muchos los que se proponen apuntarse al gym y las rebajas son una buena opción para adquirir el equipamiento deportivo necesario). Y luego ya, a partir de ahí, algún chollete de temporada como caprichín.

Mucha gente espera a las segundas rebajas, donde ya hablamos de descuentos de hasta el 60 y el 70%. Pero, hay que tener cuidado porque muchas veces, si una se espera demasiado, ya no quedan tallas o las prendas deseadas.


5. No dejar de probarse todas las prendas: Un hábito típico en rebajas es evitar los probadores. Esto supone llevarse uno o varios artículos si habérselos probado antes y… el típico pensamiento: "Si no me vale, ya lo devolveré", casi nunca suele acabar cumpliéndose, ya que seguidamente se nos viene a la cabeza este otro: "Total, por 8€ que pagué, no me merece la pena… me cuesta más el parking y la gasolina…" Así que para evitar almacenar ropa con etiquetas en el armario que jamás vamos a estrenar, hay que probársela tranquilamente en la tienda, hacer cola, no estresarse y ver si realmente nos gusta como nos sienta.


6. ¿Cuándo? Mejor entre semana: La mayoría de los centros comerciales cierran a las 22h, por lo tanto, si tenéis tiempo, lo mejor es ir entre semana y evitar las aglomeraciones de los findes. Esto os permitirá comprar con mucha más calma. Los mejores días son los lunes, los martes y los miércoles. El jueves ya suele haber más gente. Pero si entre semana no podéis escaparos a las rebajas y os toca ir en sábado, entonces aún podéis usar la carta de ir a primera hora (más tarde es un calvario), así aprovecharéis un poco la tranquilidad mañanera para comprar de forma más rápida y tranquila. Las mejores horas, de 10 de la mañana a 12 o a la hora de las siesta, de 14 a 16h.


7. Conservar todas las facturas: es normal acabar pasando de las perchas a la caja sin pasar por los probadores para ahorrarse colas o cambiar de opinión en casa tras tomar una decisión precipitada por las prisas. Guardad todos los tickets para poder cambiar aquello que no deseáis sin disgustos ni lamentaciones por si al llegar a casa cambiáis de opinión o encontráis algún defecto o pega y tenéis que reclamar.


8. Ir cómodas: tan importantes son las prendas que compráis como las que lleváis puestas. Un calzado adecuado que no os impida deambular durante horas, un abrigo práctico que podáis quitaros y poneros con facilidad, un bolso bandolera que os dé movilidad, una cartera sencilla y bien ordenada... Aunque parezca una tontería, no lo es para nada. Un día de rebajas significa largas colas, probarse la ropa deprisa y corriendo, esperas innecesarias, largas caminatas… Si eres mujer, di adiós a los tacones y cálzate unas deportivas o un zapato cómodo, a los monos y demás prendas difíciles de llevar. La rapidez es clave en el probador.


9. No dudéis, just do it: en estas fechas hay que tener las cosas muy claras y no dejar espacio para la indecisión. Si deseáis algo pero no lo tenéis demasiado claro o pensáis que aún podéis conseguirlo más barato, llevároslo a casa porque dentro de unas horas es muy probable que desaparezca para siempre.


10. Ir menzalizadas: El mismo consejo que se da a la hora de ir al supermercado "nunca vayas a hacer la compra con hambre", se aplica también al mundo de las compras. Ir a las rebajas con una mentalidad compulsiva es el peor enemigo de cualquier compradora. Ir de compras no es la "jungla", aunque a veces lo parezca. Asumid las rebajas con dignidad y cargaros de paciencia. Tomároslo con calma y disfrutad. ¡Ah! Y no vayáis con toda la familia. El acto de ir a una tienda en plenas rebajas de enero ya es estresante de por sí, así que no lo convirtáis en algo peor llevándoos a toda vuestra familia para que vean cómo os probáis la ropa. Puede ser agobiante para ellos y para vosotras. Lo mejor es que vayáis solas o bien acompañadas (ya me entendéis).


¡Bueno, pues ahora ya sólo os queda lanzaros a conseguir los mejores productos al mejor precio! Recordad: consumo ético, inteligente y no compulsivo. Con criterio.

viernes, 6 de enero de 2017

REYES 2017



¡Felices Reyes, chicas!

Esta semana, he ido a devolver el Total Look que me cedieron en Cloudress para festejar Nochevieja (ya sabéis que se trata de una boutique online con sede en Gijón que ofrece un servicio de alquiler de vestidos de fiesta, complementos y accesorios),el cual os enseñaba el viernes pasado aquí.

No me cansaré de repetir que me parece una iniciativa fantástica la de Carolina, su propietaria e impulsora, ya que, nos facilita la posibilidad de cambiar de modelo en cada ocasión, sin que nuestro bolsillo se resienta por ello, sintiéndonos únicas por un día al darnos el capricho de ir vestidas de algún diseñador de renombre. Además, en su showroom, siempre encuentro todo lo que necesito para estar perfecta: desde el traje hasta el bolso, pasando, como no, por las joyitas.

El caso es que, aprovechando mi visita (creo que ya os había comentado también que tengo la suerte de vivir muy cerquita de este acogedor atelier, ubicado en pleno Paseo de Begoña), como creo firmemente que los complementos son el detalle que marca la diferencia y mi outfit era un tanto ramplón de por sí solo, inmediatamente se me fueron los ojos a la sección de Sombrerería (podéis ver parte de su colección aquí) y no pude evitar la tentación de probarme algunas piezas disponibles para alquilar y/o vender. Y es que la propia Carolina confecciona unas pamelas, tocados y coronas ideales que también pone a disposición de sus clientas, como os digo, para completar cualquier look.

Es más, esta pamela de fieltro granate de copa tipo fedora, adornada con plumas, que aportan ese toque de distinción que tanto me gusta, me llamó tanto la atención, que incluso me la llevé puesta.

Como dato adicional, os diré que, vosotras también podéis alquilarla por 35 Euros y si queréis que sea vuestro para siempre, el precio de venta es de 85 Euros. No obstante, Carolina puede haceros un diseño a medida y personalizado si lo preferís, a partir de unos 80 Euros. Y si os van más los tocados (por ejemplo para una boda, comunión o similar), los tenéis para alquilar desde 25 Euros.










Ahora bien, paso a enseñaros con más detalle el resto del look, formado por dos prendas de SheIn, ambas de temporada, como son este abrigo con doble botonadura en verde militar y el jersey con cremallera y abertura lateral que también veíais en la imagen de arriba y que me parece súper original ya que se puede lucir de varias formas (con las cremalleras cerradas y dándole vuelta al cuello, por ejemplo, o con ellas abiertas, que es como he decidido estrenarlo yo).












¿Qué os parece el resultado final?
¿Os atrevéis con sombreros grandes en el día a día?



Abrigo: SheIn/Aquí.
Jersey: SheIn/Aquí.
Pantalón: Zara/Old.
Sombrero: Cloudress/Aquí.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...