Traduce mis entradas

viernes, 30 de enero de 2015

8



Como sabéis, este invierno los cuellos de lana se han convertido en un imprescindible, tanto para protegernos de las gélidas temperaturas, como para estar a la vanguardia de las tendencias más punteras.

Práctico y calentito, el cuello ha ganado tanta popularidad en los últimos tiempos que ha logrado incluso desbancar  a la tradicional bufanda, entre otras razones por su comodidad a la hora de ponérnoslo, ya que no es necesario enrollarlo varias veces para que quede bien colocado y no se mueva, como ocurre con las bufandas, e igualmente, al quitárnoslo, evitando tener que desenrollarlo.

Se trata de un complemento muy versátil que, además de darle un toque casual y urbano a cualquier look, evita que pasemos frío estos meses.



En esta ocasión, llevo un diseño de la asturiana Laura Martínez, de TormentaKnit, tejido con el clásico punto de 8 en color azul eléctrico, que contrasta a la perfección con las tonalidades tan oscuras que solemos llevar en invierno (ya sabéis que que, de vez en cuando me gusta introducir prendas con colores vivos para darle un toque de alegría a mis outfits).



Si vosotras también queréis mantener a vuestro cuello a salvo de catarros con un accesorio de lo más chic cuando el frío arrecie las calles, podéis dejaros seducir por las propuestas tan sugerentes de TormentaKnit que encontraréis en su blog:


También en Facebook como Tormenta 
Twitter e Instagram como @tormentaknit


Asimismo, me gustaría enseñaros esta monada de pulserita étnica personalizada con la letra inicial de mi nombre, que me ha hecho Lucía Prendes, de Telohacelú, una "loca de los complementos", como ella se define que, desde hace unos años, confecciona bisutería a medida y transforma accesorios magistralmente y a quien podéis seguir tanto, a través de su página de Facebook: www.facebook.com/telohacelu, como en Instagram como @telohacelu.

lunes, 26 de enero de 2015

NURSE


Qué duda cabe que las camisas blancas son un básico infalible de la moda, tanto para la mujer como para el hombre, en cualquier época del año, que no debe faltar en nuestro fondo de armario, ya que, al ser tan clásicas, no tienen caducidad. 

Pues bien, hoy os acerco una reinvención de la mítica prenda gracias a esta pieza tan chic de Romwe, un vestido camisero con botones de arriba a abajo, ideal para esos días en que no sabemos qué ponernos dada su versatilidad a la hora de combinarlo: podemos usarlo con o sin joyería, e incluso reinterpretarlo combinándolo con leggins o jeans debajo o falda (corta o larga) encima, lucirlo para una ocasión especial o simplemente para el trabajo gracias a su largo hasta la rodilla que lo hace perfecto para un outfit de oficina si le cambiamos el calzado y los complementos.


Cómodo y fácil de llevar, también podemos doblar las mangas hasta los codos, meterle un cinturón para marcar cintura o incluirle algún detalle flúor en cartera o zapatos. Las posibilidades son infinitas...


Para completar el look en un día de sol, añadí mis Hartford H-287, una gafa de marcado estilo femenino con cuerpo "animal print".


Y a vosotras, 
¿qué os parecen los vestidos camiseros?
¿Ya tenéis el vuestro?


Vestido: Romwe/Aquí.
Cazadora: Sheinside/Aquí.
Botas: Nimú Uría.
Cinturón: Stradivarius (old)
Pendientes: Bershka.

viernes, 23 de enero de 2015

NECK



Hoy el protagonista indiscutible de mi look es este cuello de pelito largo de quita y pon de la colección de invierno de la diseñadora asturiana Lisette Barrante, cuyos trabajos podéis seguir a través de su página lechaterrantdelitt.es en la que periódicamente comparte los vestidos y complementos que ella misma va creando.



Lo cierto es que tenía muchas ganas de enseñároslo, porque no deja de ser una de las tendencias que mejor me viene  para adornar mis abrigos y/o chaquetones y a la vez proteger la garganta de cara a esos días tan fríos que todavía nos quedan por pasar antes de que llegue la primavera.

Como veis no hace falta que sea excesivamente gigante para que quede espectacular. Basta jugar con la manera de colocarlo para alegrar y dar un toque diferente a cualquier prenda de abrigo.




En esta ocasión, como me encantan los peinados retro, me he atrevido a lucirlo con unas ondas al agua al más puro estilo años 20.


En definitiva, una opción más que válida si no os acabáis de ver con los típicos abrigos de pelo tan de moda esta temporada, pero queréis estar a la última.

¿Quién se apunta a un cuello calentito?

* En unos días, prometo enseñaros otro cuello de un estilo diferente para aquellas a las que os gustan los de clásico punto de 8.

Chaquetón: Sheinside.
Camisa y pendientes: Sk moda.

miércoles, 21 de enero de 2015

ORANGE


No sé a vosotras, pero a mi, de vez en cuando, me chifla vestirme con colores potentes en invierno. Como es una época fría y triste, me encanta aportar alegría y vida a esos días invernales en los que asoma algún rayo de sol con mis estilismos más pintorescos.

Por eso hoy he escogido un tono tan llamativo y vivo como el naranja en este deportivo vestidito-sudadera de tela de algodón de Romwe (por cierto, una tendencia las de los vestidos sudadera, que me encanta, porque son ideales para esos momentos en los que me apetece ir súper urbana y desenfadada).


Fijaos también en el detalle de los bolsillos. Son comodísimos.


Para completar mi look más sporty, nada mejor que mis Backflip con interior en naranja y cristales espejados de Navarro Óptico.


Y vosotras, ¿os atrevéis a llevar la sudadera en modo vestido?


Vestido: Romwe/Aquí.
Gafas: Backflip.

lunes, 19 de enero de 2015

PLAID


No sé vosotras, pero yo, que soy tan friolera, no dejo que el frío me acobarde y procuro disfrutar de la estación invernal arropándome con tejidos cálidos y confortables. Una de mis prendas de invierno preferidas son los abrigos. Tengo muchos en mi armario (divertidos, originales, en diferentes texturas, masculinos, largos...) y además este año, me encantan los que se llevan.

Estaréis conmigo de acuerdo en que una prenda de abrigo es parte importante del look; yo me atrevería incluso a decir que la más importante, ya que es nuestra carta de presentación, lo primero que se ve... así que, no os conforméis con llevar siempre la misma. Los precios asequibles y la multitud de estilos que hay en las webs de moda online chinas como Romwe, juegan a nuestro favor. 

Para hoy concretamente, he elegido este modelo a cuadros (un estampado clásico y a la vez muy actual) en dos colores tan discretos como son el verde oscuro y el azul marino, con solapa larga, que además estiliza, precisamente de esta tienda de ropa, que ya se ha convertido en una de mis favoritas.


De paso que he estrenado abrigo, también he estrenado corte de pelo. Y es que, últimamente, con tanto abusar de la plancha, mis puntas pedían a gritos ser saneadas, así que, una vez más, me puse en manos de mi amiga Sara Ruesga, quien, además de darme el corte, me aplicó una mascarilla de filtrado de células madre de origen vegetal como broche final, que me vino de perlas para rejuvenecer, regenerar y re-estructurar mi melena que ya se empezaba a ver un poco estropeada. 
*No sé si se apreciará en las imágenes, pero os aseguro que el efecto de reparación, alisado y brillo es impresionante.

Por otra parte, como tengo el pelo muy fino y siempre me estoy quejando de que se me baja el volumen enseguida, Sara me recomendó que me llevase a casa el pack de peluquería con el champú, la mascarilla y el spray de efecto botox de Abril et Nature para incrementar el grosor del cabello desde su interior. 
*Por lo pronto ya me he aplicado el tratamiento un par de veces y al secarme el pelo he notado que me queda más voluminoso desde la raíz y que el flequillo, por ejemplo, ya no se me apelmaza.


Volviendo al outfit, he decidido combinar el abrigo con prendas muy casuales y sport, con total look en denim, botines moteros y Hartford H-235 con cuerpo animal print e interior verde menta y cristales espejados. 


¡Es tiempo de abrigarse y yo lo hago al mejor precio con Romwe!
Y, ¿vosotras?


Abrigo: Romwe/Aquí.
Jeans: Salsa.
Camisa denim: Mango.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...