Traduce mis entradas

viernes, 11 de abril de 2014

¿UN ROSTRO SIN EXPRESIÓN?

Hoy me gustaría comenzar esta entrada exponiéndoos la siguiente cuestión que debatíamos el otro día mi amiga Meri Rodrígez (Técnico Superior en Estética) y yo: 

¿Habéis pensado alguna vez en la gran importancia estética que tienen las cejas? 

Y es que, aunque parezca una tontería, seguro que muchas de vosotras nunca antes os habíais planteado cómo dos líneas de vello pueden influir de forma tan determinante en la expresión de la mirada y la armonía del rostro, ¿verdad?

Como marco de nuestros ojos, las cejas proporcionan o restan expresión a la cara según sea su forma y su color. Por eso es importante conocer todo lo que podemos hacer con ellas.

Me imagino que estaréis conmigo de acuerdo en que unas cejas bonitas y bien diseñadas pueden hacer que una mirada sea más profunda y atractiva; en cambio, unas cejas descuidadas o con una forma incorrecta, le restarán expresividad y atractivo al rostro. 

Las cejas son determinantes pues, para destacar la mirada y proporcionar mayor armonía y belleza al rostro. Imaginaos un rostro sin cejas... ¿a qué carecería de expresión? 


El hecho de no dar con el diseño más adecuado con respecto de nuestro semblante (recordad que las cejas deben ir en equilibrio con las dimensiones de cada elemento de la cara y la forma del ovalo facial), podría ser nefasto para cualquiera de nosotras ya que, por ejemplo, nos echaría años encima.

Gracias al visagismo (el estudio del rostro según su morfología), nos será más fácil tomar una decisión acerca de cómo queremos/debemos llevar nuestras cejas, al margen de lo que esté o no de moda en el momento (a lo largo de la historia las cejas se han llevado finas, muy finas, gruesas, rectas, arqueadas, perfiladas…) o, simplemente, porque a la actriz de turno le queden estupendas de una determinada manera.


¿Os acordáis de lo espesas que las llevaba Madonna en los 80? También se me viene a la cabeza, por ejemplo, Audrey Hepburn, que las lucía superpobladas. 



Sin embargo, mucho antes, Marlene Dietrich, las había hecho desaparecer para después pintarlas.


Está claro que las modas cambian, pero lo más sensato es llevar una ceja cuidada, ni demasiado fina ni demasiado gruesa, y que, sobre todo, vaya en función de nuestros rasgos faciales. 


Lo cierto es que, de un tiempo a esta parte, las cejas han vuelto a tener la importancia que se merecen y son muchas las cosas que hoy en día se puede hacer por ellas y varios los secretos profesionales y las técnicas empleadas: depilación, maquillaje, micropigmentación… con los que se pueden conseguir unas cejas muy atractivas, pero, por supuesto, de una manera personalizada, dado que cada rostro es diferente.

Maquillarse las cejas todos los días, es una tarea un poco complicada; se debe tener disposición, buen pulso, tiempo... además, duran poco y están muy limitadas, ya que una no puede meterse en la piscina, por ejemplo.

Tal vez, hayáis visto a amigas, vecinas o compañeras de trabajo que lucen siempre unas cejas perfectas. Es posible que esa perfección sea el resultado de la Micropigmentación de cejas (pelo a pelo).

La Micropigmentación es una técnica estética ideal para aquellas personas que tienen falta de pelo, cejas poco tupidas, calvas, cicatrices dentro del diseño de la ceja, cejas caídas, cortas, etc. (si recordáis, ya os había hablado de esta técnica aquí).



La Micropigmentación se define como un maquillaje permanente NO DEFINITIVO, que puede ser de gran ayuda para mejorar la expresión del rostro. En las cejas, la técnica utilizada, como os decía, es el “pelo a pelo” por su naturalidad y realismo. 

Véanse estos dos ejemplos: 


A continuación, voy a tratar de explicamos más en detalle qué es y cómo se lleva a cabo un tratamiento completo de Micropigmentación, gracias a la valiosísima información que me ha proporcionado Meri Rodríguez, especialista en Micropigmentación Facial, entre otros campos, y experta en Visagismo y colorimetría: 

¿En qué Consiste?
Es la implantación de pigmentos en la piel mediante agujas desechables. El pigmento se deposita en capas de la piel donde existe movimiento celular, por eso la duración es semi permanente (de 1 a 2 años aproximadamente según el tipo de piel).

¿Cómo se realiza? 
En la primera visita,  la técnico especialista os proporcionará toda la información acerca de la técnica, os hará una prueba de alergia a los pigmentos y, si fuese necesario, os realizará un diseño para que os hagáis una idea de cómo os quedaría la pigmentación. En la segunda visita se realizará el tratamiento que tendrá un resultado inmediato, teniendo en vuestro poder toda la información de los cuidados pre y post tratamiento. La tercera visita será un mes y medio después para realizar el repaso o retoque del trabajo, para fijar bien el pigmento y valorar el color. Es necesario proteger bien la zona pigmentada del sol y agentes agresivos como cosméticos despigmentantes para que el resultado en el tiempo sea más duradero. Al año y medio se recomiendo una revisión para valorar la pigmentación.

Para más información, podéis pinchar aquí.

Y a vosotras, 
¿qué os parece esta técnica? 
¿Sois partidarias de la micropigmentación?

A mi, sin duda, me resulta la opción más acertada para decorar y corregir, de forma discreta y efectiva, consiguiendo un resultado muy natural. Pero, sobre todo, no olvidéis que, si os animáis, siempre es necesario ponerse en manos de profesionales especializados en este tipo de trabajos, como Meri que, además, imparte cursos dirigidos a profesionales del sector.

Fuente: Meri Rodríguez.

6 comentarios:

  1. La verdad es que son cosas importantes a tener en cuenta, me ha encantado el post, me ha parecido muy interesante. Yo hice uno hace poquito para saber que colores te favorecen según las características de tu rostro.

    Descubre los Colores que te Favorecen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Viniendo de ti es todo un halago. Siempre procuro acercaros temas de interés y éste me lo parece.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Un artículo muy interesante Mery, la verdad q a veces no nos damos cuenta d lo importantes q son nuestras cejas. En mi caso las tengo cortas y las pinto un pelín porque si no quedo como Mr Potato... solo quito pelillos por debajo y ala. No había pensando en la micropigmentación, paree buena idea aunque d momento tampoco tengo tanto complejo jee

    besazos amor

    www.yoyomismaeirene.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te animo a que, al menos, te informes y lo tengas en cuenta de cara al futuro, porque si recurres a pintártelas, gracias a la micro, ahorrarías tiempo cada día.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Es cierto que las cejas hacen muchísimo en la cara... Verte con unas cejas bien depiladas, y bien perfiladas cambia totalmente. Si no te dan la forma adecuada te cambia hasta la expresión del rostro. Es increíble! Una entrada genial.

    Trini
    http://yoadoroviajar.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Verdad que sí?
      Un abrazo y gracias por tus palabras.

      Eliminar