Traduce mis entradas

jueves, 29 de diciembre de 2011

HASTA SIEMPRE TELEÓ

Después de realizar su último informativo el pasado jueves día 22 de diciembre, el viernes 23, Oviedo Televisión suspendía definitivamente sus emisiones, tras mantenerse en antena a lo largo de los últimos 16 años.

La capital asturiana se quedaba así sin la televisión a la que había visto nacer en el año 1994 con el nombre de Televisión Local de Oviedo; la última de las cadenas locales que aun seguía funcionando.


Hoy quiero dedicar en esta entrada unas palabras a la que durante varios años fue mi casa, y también a todos aquellos que un día me dieron la oportunidad de ser parte de una gran familia; un gran equipo de trabajo que día a día luchó para hacer realidad el sueño de muchas personas.

Oviedo TV me brindó la posibilidad de dar mis primeros pasos como presentadora, de afrontar nuevos retos, de descubrir una nueva faceta profesional y personal que hasta la fecha desconocía. Ellos confiaron en mi y dejaron huella en mi corazón.

Me despido, muy emocionada, recordando mis orígenes, el lugar dónde empecé, que tantas y tantas alegrías me proporcionó...

Me incorporé a Teleó allá por el año 2002, casi, casi, por casualidad. Fui descubierta por un directivo de la cadena, mientras éste ojeaba el periódico en el desayuno. Casualmente, yo aparecía en la contraportada,con motivo de una entrevista que me habían hecho en la que narraba mi experiencia en un programa de Telecinco en el que recientemente había concursado. Al parecer, mi foto le llamó la atención e inmediatamente se puso en contacto con el director del periódico El Comercio para conseguir mi móvil. Tras una reunión, me propuso cubrir durante un mes las actividades que se iban a realizar en el Hipercor de Oviedo durante su aniversario. Y resultó ser que me quedé nada más y nada menos que 5 años. Por aquel entonces, sólo había tenido contacto con los micrófonos y los escenarios a través de "Bravo, Asturianísimo", un espacio de difusión artística y solidario que se hacía los domingos por la mañana en el Teatro Jovellanos de Gijón, retransmitía Televisión Local Gijón (TLG) y que, empecé a presentar tras haber ganado un concurso de belleza y ser fichada por su director.


Los siguientes trabajos fueron sucediéndose durante ese otoño: publireportajes varios, pequeñas colaboraciones como reportera... e incluso una sección semanal sobre seguridad vial en el programa "Motor en Marcha", donde mi misión era la de ir por los colegios realizando pequeños tests a los niños de 12 años.


Mi gran oportunidad, llega en el 2003, cuando me ofrecen sustituir a la actual presentadora del programa "Economía & Empresa", que, por motivos personales, decide abandonar la televisión. Por supuesto, yo ni me lo pienso dos veces, ya que en aquella época estaba estudiando 3º de económicas y me vendría de perlas para aprender y hacer currículum.

En Julio, hacemos un parón en el programa y me proponen encargarme de la programación de verano, participando activamente en los especiales de El Carmín, El Descenso Internacional del Sella, La Feria Internacional de Muestras de Asturias y San Mateo. Es ahí cuando empiezo a adquirir cierta popularidad.


El salto se produce a la vuelta de vacaciones, con un nuevo magazine, creado especialmente para mi, llamado "Ahorro & Finanzas"; una versión mejorada y actualizada del anterior "Economía & Empresa", del que había cogido el testigo la temporada pasada. El programa alcanzó tanto éxito, que fue renovado durante varias temporadas más, e incluso, cuando me fui a trabajar a la Televisión del Principado de Asturias (TPA), buscaron una sustituta que reuniese las mismas características que yo, para que el cambio no fuera notorio, y, la elegida fue la periodista deportiva Lara Álvarez (por aquel entonces no tan conocida), que trabaja actualmente presentando Deportes Cuatro Noche.




El caso es que las cosas no podían ir mejor; compaginaba mis estudios con mi trabajo en televisión, y, siempre que mi tiempo me lo permitía, realizaba también spots regionales y nacionales, catálogos de firmas, aparecía en vayas publicitarias y marquesinas, hacía desfiles, protagonizaba cortometrajes, participaba en programas piloto de series de TV, aparecía en video-clips... presentaba todo tipo de galas, eventos y certámentes, más y más publireportajes, ganaba concursos de belleza y, por supuesto, seguía al frente de "Ahorro & Finanzas" de octubre a junio, temporada tras temporada, y de los especiales de verano, de Julio a septiembre, cada año.








En 2004, me surge además la posibilidad de conducir otro magazine semanal, "La Revista de Telecable", retransmitido por todas las televisiones locales asturianas de la época, incluida Oviedo TV, en el que hago un breve recorrido por la programación de los diferentes canales de Telecable.



Finalmente, en el año 2006, y poco antes de dar un nuevo giro a mi carrera, añado a mi lista, "Oviedo Siglo XXI", pero, un par de meses después, decido incorporarme a la Televisión Autonómica, que acababa de nacer en Asturias, para embarcarme en "Viájame", un nuevo programa que consistía en mostrar los diferentes rincones del mundo desde nuestra región.




Ahí estuve un par de años, en los cuales también encontré tiempo para grabar varios programas para "Muchoviaje.com" de TVE2, dentro y fuera de nuestras fronteras y viajar,



así como vídeos promocionales para Gijón TV, la primera televisión asturiana por Internet.



Posteriormente, la vida me llevó por otros derroteros y tras varios años en empresas privadas de transporte terrestre y marítimo, sector vinculado con el Máster de Transporte y Logística que había estudiado una vez finalizada la carrera, decidí volver al medio audiovisual y lo hice en Cuencas Mineras TV, presentando los deportes,





combinándolo con colaboraciones en radio, ampliando mi formación en el mundo del protocolo, la producción y dirección de eventos con otro máster universitario,



y conduciendo meetines, moderando conferencias y presentando más galas.


El resto de la historia, con mis más y mis menos en el mundo de la música, ya la conocéis. Pero hoy, no soy yo la protagonista, sino que lo son todos aquellos con los que tuve la suerte de coincidir en mi etapa como reportera, primero, y como presentadora, después, en Teleó:



Toc, Dani Álvarez, Lucía Barbón, Diego Vega, Javi García, Galya, Consuelo, Belén, Esme, Jose Ángel García, Pablo, Rober Ávila, Pablo de la Cal, Titi Muñoz, Geles, Paula, Juan, Amor, Grace Martínez, Juan Mata, Lía Beltrán, Carlos Mesa, Ángel Villaboy, Javier Terán, Fran Gómez, Gonzalo, Elena Reales, Elena Vélez, Elena de la Fuente, María Luengo, María Estébanez, Manolo Jiménez, María Díaz, María Ronderos, Marco Rodríguez, Pedro Laguna, Fernando Ramos, Nacho Tuñón, Andrés de la Torre, Miguel y Rubén Rey, Novoa, Natanael Rodríguez, Gonzalo Bengoa, Alex, Álvaro, Toño, Amadeo Patiño, Jimena, Alisson, Amaia, Isa, Laura, Alan, Chipi, Alina, Izascun, Javier Ordaz, Lorena, Javier Estrada... y muchos otros que se me quedan en el tintero.

¡Hasta siempre, familia! Os deseo mucha suerte...

miércoles, 28 de diciembre de 2011

LA ETIQUETA, II PARTE:

ETIQUETA MASCULINA

La etiqueta masculina diferencia tres tipos de trajes: uno para el día y dos para la noche, distinguiendo si el evento presenta un carácter festivo o si, por el contrario, es de gala.


CHAQUÉ

Prenda de día para actos cuya duración no sobrepase la media tarde, concebida originalmente como indumentaria adecuada para la práctica de la equitación. La tradición española lo contempla como el atuendo idóneo para el novio el día de su boda, así como para los testigos que le acompañen, con independencia de la hora a la que se celebre la ceremonia.


Consta básicamente de tres piezas: levita, chaleco y pantalón, en tonos negros o grises.

La chaqueta o levita tiene un largo faldón trasero dividido. Su parte delantera es corta y redondeada. Históricamente de color negro, hoy se considera signo de elegancia y distinción seleccionar un gris marengo (un poco más clara para las ceremonias religiosas). Las únicas condecoraciones que admite el chaqué son en miniatura.


El chaleco clásico es negro, a juego con la levita (habitual en actos fúnebres). Otras tonalidades aceptadas son gris marengo, gris perla, amarillo pálido y beige. Muchos caballeros aportan su toque personal escogiendo para el chaleco y la corbata colores originales. Cruzado o con una linea de botones, de corte recto o con picos.


El pantalón es gris con rayas verticales negras o gris más oscuro que el fondo de la pieza.


La camisa es blanca de algodón, con el cuello duro y puños dobles para cerrar con gemelos. Últimamente se aprecia un toque de originalidad en la camisa, sustituyendo la tradicional blanca por una azul claro o rosa palo, lisa o a finas rayas y cuadros, y la corbata - habitualmente gris o negra -, por una colorida, rayada, a franjas o estampada, combinada con el chaleco.


ESMOQUIN

Traje de ceremonia utilizado por las noches en eventos de carácter festivo. Su origen europeo se localiza en la tradición inglesa del siglo XIX. Los caballeros recurrían a esta indumentaria para fumar. La práctica norteamericana lo incluye en su vestuario a finales del mencionado siglo a raíz de que el heredero de un imperio tabaquero se presentase en el selecto club neoyorquino Tuxedó con un traje similar a un frac sin faldones.

Consta de chaqueta, pantalón, fajín y pajarita. La chaqueta, negra con botonadura sencilla o cruzada, con solapa de seda redondeada o en pico. El pantalón, del mismo tejido y color que la chaqueta, presenta una cinta de seda lateral del mismo tono. Tolera chaleco, en sustitución del fajín, preferiblemente negro, ambos únicamente con el modelo de chaqueta de corte sencillo. Consiente un botón miniatura en el ojal.



La camisa, blanca, de puño doble con botonadura a la vista o tapada. La pajarita (negra, al igual que el fajín de seda) admite un toque de color. Los zapatos, negros de charol con lazo de seda, permitiendo los lisos de piel con cordones, con hebillas o mocasines calzados con calcetín negro de seda o hilo. Se aprecia una tendencia a combinarlo con zapatillas de terciopelo, conocidas como slippers.


FRAC

Prenda de máxima etiqueta masculina, considerada de gran gala. Se viste únicamente en actos nocturnos muy formales, cenas de estado o bailes de gala celebrados en recintos cerrados. Por el día, excepcionalmente, en recepciones diplomáticas, actos académicos o judiciales.

Consta de una singular chaqueta negra con solapas de seda, botonadura simple o cruzada, corta por delante, sin sobrepasar la cintura, y faldones terminados en pico en su parte trasera, con una longitud a la altura de las rodillas. la chaqueta presenta la peculiaridad de vestirse abierta, nunca se abotona. Chaleco ajustado de piqué blanco, excepto en actos religiosos, académicos o judiciales, que será negro. El pantalón, también negro con franja de seda del mismo tono en la costura exterior.


Permite lucir condecoraciones y medallas colocadas por orden de importancia, comenzando por el lado derecho de la parte izquierda del pecho. La banda se vestirá sobre le chaleco (la tradición inglesa la sitúa bajo éste y va desde el hombro derecho a la cadera izquierda). Cuando se porte la condecoración de más importancia (el collar), se pondrá sobre los hombros por encima de la solapa del frac.


La camisa, de color blanco y muy almidonada, y los puños, de cierre doble con gemelos. La pajarita (o corbata de lazo), blanca, distintivo del traje. Será negra cuando se porte el chaleco de la misma tonalidad.

Los zapatos, negros de charol con cordones, y los calcetines, del mismo tono en hilo o seda.

EQUIVALENCIA ETIQUETA MASCULINA - ETIQUETA FEMENINA

La etiqueta masculina rige la femenina:

Civiles
Militares
Señoras
Traje oscuro
Gala
Traje corto
Chaqué
Gran etiqueta
Traje corto
Vestido cóctel
Esmoquin
Etiqueta
Vestido cóctel
Traje largo
Frac
Gran etiqueta
Traje largo

*Fuente: Protocolo Social (María del Mar Castro Maestre).
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...